12.11.2018

NOVEDADES

Archivo

Compartir en

ANSES participó de La Noche de los Museos

ANSES participó de La Noche de los Museos

El sábado pasado la sede central del organismo, en Av. Córdoba 720, abrió sus puertas donde, a través de su muestra, exhibió documentos originales de importantes personalidades argentinas, como Borges, y ganadores de premios Nobel, entre otros.

En el marco de La Noche de los Museos, ANSES realizó un paseo por los más de 100 años de historia previsional mundial y por los hitos más relevantes de la Seguridad Social en la Argentina. 

La muestra incluyó, entre los tesoros mejor conservados, los expedientes previsionales del primer latinoamericano galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1936, Carlos Saavedra Lamas, el del Premio Nobel en Ciencias en 1947, Bernardo Houssay, y el del Premio Cervantes en 1979, Jorge Luis Borges, todos con sus respectivas firmas originales.

Además, hubo un espacio dedicado a excombatientes de la Guerra de Malvinas que actualmente trabajan en el organismo y que, el 2 de abril de 2012 al conmemorarse los 30 años de la guerra fueron los encargados de entregar la bandera argentina que permaneció un año izada en Ushuaia, ahora está exhibida en el Museo y aguarda en su cofre el momento en que pueda flamear en las islas.

Por otro lado, el Museo presentó la evolución de las Terminales de Autoconsulta Electrónica (TAE) que inicialmente contaban solo con una terminal telefónica que contactaba a un operador, mientras que hoy poseen tecnología de última generación: PC con pantalla táctil, impresora térmica y un intercomunicador telefónico. 

Cabe recordar que la exhibición se encuentra abierta al público durante todo el año, de lunes a viernes en el horario de 9 a 18, con entrada libre y gratuita.  

Centro Único de Procesamiento Electrónico de Datos

Un sector importante de la muestra lo ocupa el Centro Único de Procesamiento Electrónico de Datos (CUPED), creado en 1967, donde se efectuaban los procesos de liquidación de 1.500.000 beneficios mensuales. El CUPED fue uno de los primeros centros de cómputos de América Latina y, con el retorno a la democracia en 1983, tuvo un importante rol en las tareas de registración de datos de personas desaparecidas en la última dictadura militar. En la década de 1990 pasa a formar parte de ANSES creándose la Dirección General de Informática e Innovación Tecnológica.