20.07.2017

EN LOS MEDIOS

GRÁFICA

Compartir en

Basavilbaso defendió plan para beneficiarios de la AUH

Basavilbaso defendió plan para beneficiarios de la AUH

La iniciativa, explicó el titular de ANSES, consiste en una extensión de la línea de créditos Argenta que tendrá una tasa anual del 24% e inyectará al mercado unos 50 millones de pesos para mejorar el consumo.' 

Antes los beneficiarios de la AUH que querían financiarse para comprar una heladera recurrían a financieras que les cobraban un interés de entre un 100% y un 200%. En cambio con los créditos Argenta la tasa es de un 24% anual y, así, podrán devolver en 24 meses adelantos de $5 mil por hijo", fundamentó el titular de la ANSeS, Emilio Basavilbaso, el plan de microcréditos que desde hoy podrán comenzar a gestionar los beneficiarios al tiempo que rechazó que sea una medida de tinte electoralista.

Esta semana el gobierno extendió por decreto a los beneficiarios de la AUH el otorgamiento de los créditos Argenta -la argumentación oficial para el DNU fue que no se podían esperar los tiempos del Congreso- con el objetivo de ofrecer financiamiento accesible a grupos de personas normal mente excluidas del sistema financiero tradicional que, cuando se encuentran en urgencias económicas, acostumbran a recurrir a prestamistas que cobrán tasas usurarias.

Se trata de una extensión de la línea de créditos Argenta, ya vigente para jubilados y pensionados. En el caso de las madres titulares de AUH, los montos a solicitar serán de hasta $3 mil por hijo, a devolver en 12 meses, o hasta $5 mil a reintegrar en 24 cuotas mensuales. "Para una familia con dos hijos serían $10 mil", aclaró ayer Basavilbaso en diálogo con éste diario.

El funcionario enfatizó que antes los beneficiarios podían pagar un electrodoméstico "hasta 3 veces su valor" por las tasas usurarias. A partir de hoy podrán comunicarse a la línea 130 o solicitar turno en la página web de ANSeS para tramitar el beneficio.

Asimismo, el funcionario destacó que, en todos los casos, la tasa anual será del 24%, es decir, la mitad que la que cobran los bancos. Y argumentó con esta política se inyectarán este año $50 mil millones en el mercado "lo que se traduce en una mejora del consumo", puntualizó, y por ende en la actividad comercial. Los fondos provienen, al igual que los préstamos para jubilados, del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), y podrían beneficiar a 3,5 millones de familias.

El préstamo se depositará directamente en la cuenta gratuita de la seguridad social del titular, quien podrá extraer hasta el 100% del efectivo (sin límite en el número de retiros) o realizar compras con la tarjeta de débito en cualquier comercio. Las deducciones por el pago de las obligaciones no podrán exceder el 30% del valor de la prestación mensual que percibe el beneficiario.

En este marco, el también integrante del Gabinete Social rechazó que el plan tenga un fin proselitista dado que fue anunciado en plena campaña electoral.

"Lo venimos estudiando hace mucho. Tenemos preparadas todas las oficinas del país para atender a 15 mil personas por día, algo que requiere una ingeniería importante. Y sí, es una política social y estamos convencidos de ello y por eso en este año y medio aumentamos un 40% la ayuda de ANSeS.

Hay elecciones cada 2 años así que no podíamos frenar nuestros proyectos este año", sentenció.

También rechazó las críticas de la oposición sobre un presunto vaciamiento del FGS que resguarda los recursos de los futuros jubilados.

"Cuando llegamos sólo el 11% del Fondo estaba invertido en acciones y ahora hay 17%. Y, además, quintuplicamos el tamaño del mismo: mientras que en la última década había crecido en promedio un 2,5% en dólares, el año pasado aumentó un 13% en dólares y este año va 10%", precisó.

En tiempos de campaña electoral, dirigentes opositores agitaron la versión de que el gobierno planea elevar la edad jubilatoria a través de una reforma previsional pensada para después dé los comicios de octubre.

Al respecto, Basavilbaso recordó que el oficialismo propuso por ley un sistema público y de reparto pero admitió que el país requiere debatir cambios en su sistema previsional dado el creciente envejecimiento de la población económicamente activa.

En el oficialismo por ahora han negado que planifiquen subir la edad jubilatoria.

"Hubo muchos cambios en el sistema previsional en los últimos años y ahora buscamos establecer un sistema confiable y robusto", analizó pero admitió que "tenemos que darnos un debate en Argentina, que no será de un día para el otro y debería ser con un consenso de todo el arco político en el Congreso para hacer los cambios en el sistema necesarios.

Por ejemplo, hoy la ley prevé 30 años de aportes pero los tiempos cambiaron y casi nadie mantiene un mismo trabajo. El proyecto debería contemplar otras alternativas que se ajusten a los tiempos actuales", concluyó.

 

 

 

Fuente: Diario Popular