11.06.2019

ENTREVISTAS AL DIRECTOR

Archivo

Compartir en

Basavilbaso:"Podemos dar hasta $124.000 millones en préstamos de la Anses"

Basavilbaso:

El titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, es uno de los funcionarios que hace más tiempo acompaña a Mauricio Macri en la gestión, primero en la Ciudad de Buenos Aires y, desde diciembre de 2015, a cargo de manejar uno de los principales presupuestos del país.

En pleno año electoral, desde la Anses decidieron dar impulso a los préstamos. Basavilbaso cuenta orgulloso que ya fueron otorgados dos millones de créditos, y reveló que cuenta hasta con $ 124.000 millones para este fin. Criticado porque parte de esos préstamos se utiliza para cancelar deudas, defendió que lo ven bien "porque la mayoría de estas familias se endeudaban con prestamistas en el barrio, con tasas del 200% o 300 por ciento".

—¿De cuánto es el paquete total destinado a créditos? —Tenemos un presupuesto que nos permite seguir prestando.

Hicimos los cálculos y podemos llegar hasta los $ 124.000 millones. Es un presupuesto muy grande.

—¿Cómo evolucionan estos créditos? —Venimos muy bien, llegamos a los dos millones de créditos.

Justo me pasaron un informe que dice que en las empresas de ladrillos, pisos, y materiales de construcción, las ventas en mayo sobre abril están un 20% arriba, y creen que en junio van a volver a subir. Aseguran que los créditos Anses ayudan a la recuperación. Nosotros encuestamos el uso de los créditos y surge que el 50% es para mejoramiento de la vivienda.

El segundo motivo es para pagar deudas, que nosotros también lo vemos bien, porque la mayoría de estas familias se endeudaban con prestamistas en el barrio, con tasas del 200% o 300 por ciento.

—¿En cuánto están las tasas que ofrecen en la Anscs? -Están entre 40% y 50%. Los bancos están por arriba del 100%, por lo tanto es muy conveniente. Lo hacemos con el objetivo de llevar alivio a las familias que ya tienen una cuenta en un banco que le damos nosotros, que es gratuita.

Trabajamos para seguir incluyendo financieramente: con los créditos es un paso más.

—Menciona la importancia de avanzar con la inclusión financiera y empezaron hace poco a pagar a través de la aplicación Mercado Pago.

¿Por qué se decidió esta alternativa? —En realidad está en línea con la inclusión financiera.

—Pero no es bancario —Sí, lo es. Lo abrimos a todas las billeteras electrónicas. Todas tienen respaldo con la tarjeta y un banco, y pueden operar como lo hace un banco. Nosotros no preferimos un sistema. Queremos dar más posibilidades.

—¿Por qué sólo está disponible Mercado Libre? —Porque es la que más rápido hizo todos los pasos. Ualá ya está casi lista. Lo importante es darle más opciones a la gente. No estoy de un lado ni del otro. Los bancos dan un muy buen servicio.

De hecho, la prueba piloto es para 300 casos en la Asignación Universal por Hijo (AUH).

—¿Le puede causar una molestia a los bancos? -Convocamos a todos los bancos a las billeteras virtuales. No esperamos una migración ni va a ser compulsivo. Pagamos a los bancos privados $ 2,40 por cada cuenta. Las billeteras tienen costo cero y, a través de Correo Argentino, cuesta $ 160. Me parece muy bueno el servicio de los bancos, estamos conformes con la comisión. No me meto en el negocio, lo nuestro no pasa por ahí. Los bancos son nuestros socios porque hacemos 18 millones de pagos todos los meses.

Sí tengo una posición muy clara: quiero que la gente pueda tener una mejora frente a la opción de cobrar a través del correo. Es muy distinto recibir el dinero en un sobrecito y que se maneje todo de forma informal a tener la transparencia de trabajar con un banco, y es más seguro. Si los negocios están formales, los trabajos tienden a estarlo también.

Por otro lado lanzamos un programa muy grande, de beneficios Anses, que si los beneficiarios consumen con las tarjetas que les dan los bancos tienen descuentos en 5500 comercios de todo el país.

—¿Está frenado el otorgamiento de las jubilaciones por estar más abocado a los créditos? —Tuvimos algunos casos puntuales de problemas con los turnos, pero tenemos un horizonte que está controlado.

Cuando llegamos, un jubilado desde que presentaba el trámite hasta que cobraba su primera jubilación pasaban casi 7 meses.

Hoy estamos en 3 meses promedio de espera.

—Estuvo Bolsonaro la semana pasada y, si bien las reformas previsionales en Brasil y acá serían diferentes, es un tema pendiente para el macrismo en su agenda, ¿qué puntos le parece que tendría que tener un sistema de jubilación argentino? —No me parece que sea un tema pendiente. Creo más en las mejoras sucesivas en nuestro sistema.

Hicimos siete reformas en estos tres años; todo fue discutido en el Congreso y pasado por leyes: reformamos la fórmula de ajuste previsional; los años con los que se puede jubilar, pusimos la opción de poder seguir trabajando después de los 60 y 65 años, que empodera al trabajador; incorporamos la pensión universal al adulto mayor. Por otro lado, trabajamos con el programa de asignaciones familiares, incorporando a los monotributistas; también nivelamos el programa de asignación universal con el de asignaciones familiares para que no haya un desincentivo al empleo formal.

Y con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad? Reformamos también el FGS (Fondo de Garantía de Sustentabilidad), porque con la reparación histórica le dimos un uso al FGS que no tenía. No se sabía para qué estaba. Hoy se sabe que, primero las ganancias y luego los activos del FGS, son para pagar todos esos juicios que ya tenían sentencia firme, y así y todo no se pagaban. Veníamos de un sistema previsional que tenía vaivenes, pero nosotros dijimos con todas las letras que queremos un sistema público. Un sistema previsional es uno de más de mediano-largo plazo. Los que están empezando a trabajar lo van a hacer por 30 años, si en ese periodo les cambiamos siete veces el sistema, no se vuelve confiable. Si la gente no confía en el sistema, no va a haber un incentivo tan grande para trabajar en blanco. Tenemos que ser más serios con nuestro sistema.

—¿Qué va a pasar con los regímenes especiales? —Dimos algunos pasos pero falta un montón. Me gustaría que todos los argentinos tengamos el mismo sistema jubilatorio. Dejar un sistema parejo para todos, es uno de los objetivos que tenemos.

—Pero sería mejor poder llevar al grueso al 82% móvil...

—Dentro de las reformas que hicimos garantizamos el 82% móvil para todos los jubilados de la mínima que hicieron aportes. Como siempre, no se puede gastar más de lo que tiene.

Me gustaría pagar más a todos, pero tenemos que ser responsables fiscal mente.

—¿Anses sigue pagando la reparación histórica con fondos propios? —Recibimos todas las multas del blanqueo, por eso también fue una ley inteligente. Muestra además la prioridad para con los adultos mayores y valentía de Mauricio Macri. Y todavía nos alcanza el dinero. El Tesoro no va a pagar nunca, no se comprometen.

Una vez que se termina, se paga con ganancias del FGS, y luego con los activos.

 

Fuente: https://www.cronista.com/economiapolitica/Basavilbaso-Podemos-dar-hasta--124.000-millones-en-prestamos-de-la-Anses-20190610-0061.html