25.01.2018

EL MUNDO

Noticias internacionales

Compartir en

Costa Rica dará seguro social a los cortadores de café

Costa Rica dará seguro social a los cortadores de café

Costa Rica necesita anualmente unos 73 mil recolectores de café, de ellos 37 mil o cuarenta mil son extranjeros, en su mayoría originarios de Nicaragua

Cafetaleros y el Estado costarricense darán seguridad social gratis a recolectores de café nacionales y extranjeros, a partir del próximo ciclo cafetalero 2018-2019 que inicia entre septiembre y octubre de este año, según el Instituto de Café de Costa Rica (Icafe).

 

“Básicamente ya tenemos un visto bueno de la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), de tener un seguro facultativo a plazo determinado de lo que es seguridad social en el tema de salud, enfermedad y maternidad”, dijo Ronald Peters, director ejecutivo del Icafe.

 

“Esperamos esta cosecha actual (2017-2018) para hacer un plan piloto, para tener una curva de aprendizaje y en la cosecha 2018-2019 tenerla generalizada para los recolectores de café que no están asegurados”, añadió Peters.

 

Costa Rica necesita anualmente unos 73 mil cortadores de café, de ellos 37 mil o cuarenta mil son extranjeros, en su mayoría originarios de Nicaragua, aunque también llegan indígenas panameños Ngäbe-Buglé a recolectar el grano, según cifras del Ministerio de Agricultura.

 

Lea además: ¿Por qué Costa Rica puede poner en riesgo la cosecha de café de Nicaragua?

 

Según Peter, durante dos periodos de cosecha el aporte económico a la CCSS provendrá de los cafetaleros por medio del Icafe y por el Estado, a través de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) que usará recursos de programas para extranjeros.

Después de ese periodo, los cafetaleros y el Gobierno deberán buscar alternativas para asegurar a una población laboral inestable que migra de finca en finca, incluso entre semanas, según Peters.

 

El aporte económico sería partiendo de una referencia mínima salarial mensual de 282 mil colones (493 dólares) y una estimación de cajuelas (equivalente a una lata) recolectadas.

 

El beneficio de atención en salud lo recibirán los recolectores individuales o por núcleo familiar. Estos últimos son más de 18 mil núcleos, según cifras oficiales.

 

Planilla mensual

 

Será el Icafe la entidad encargada de levantar una planilla mensual de los recolectores en las fincas, para extender el seguro social durante los cinco meses de la cosecha.

 

Según Peters, en el caso de recolectores extranjeros, ellos se afiliarían en una oficina de la institución al momento de ingresar al país, de acuerdo con las previsiones.

 

“Esto es un paso positivo para la institucionalidad, para las familias recolectoras, es la ley y se tiene que cumplir. También creemos que esto va tener un aspecto muy positivo a nivel internacional, porque será casi que el único país en el mundo que tendrá asegurados a sus recolectores de café y de cualquier otro cultivo”, dijo Peters.

 

Le puede interesar: Sin cortadores el futuro del café está en riesgo

 

“Creo que también va ser positivo para mantener nuestros diferenciales de precio de café que son bastante buenos (a nivel internacional), y esto quizás nos va dar un plus adicional para mantener estos diferenciales que cuenta hoy en día Costa Rica”, añadió.

 

Café en manos de pequeños

 

Costa Rica tiene 84 mil hectáreas de cultivos de café en manos de 45 mil productores. El 92 por ciento son pequeños que cosechan menos de cien quintales por temporada.

Según el Icafe, la recolección de esta temporada 2017-2018 está proyectada en 2.2 millones de quintales, recuperando el sector las mismas cifras del 2015, dado que en la cosecha 2016-2017 la cifra bajó en un 15 por ciento.

 

La recolección de café es una de las actividades más informales en Costa Rica. Los labriegos no gozan de todos sus derechos laborales y el salario se calcula mediante el precio de cajuela recolectada, cuyo precio base es fijada por ley (este año es de 935.19 colones equivalentes a un dólar con 63 centavos), pero el precio sube por la oferta y la demanda.

 

Presión para Nicaragua

 

El anuncio de Costa Rica coincide con la preocupación que en Nicaragua han expresado distintos sectores productivos sobre la insuficiente disponibilidad de mano de obra en el campo.

 

Y aunque representantes nicaragüenses de los productores atribuyen la situación a la rotación interna de la “mano”, lo cierto es que solo en ciclo cafetalero que terminó en septiembre pasado, al menos doscientos mil quintales no se pudieron recolectar por falta de cortadores.

 

Lea también: En Nicaragua: ¿Disputa por mano de obra en el campo?

 

Aura Lila Sevilla Kuan, presidenta de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN), dijo el pasado 12 de enero que el principal factor que provoca la escasez de trabajadores agrícolas es la migración (ya sea a otras actividades, agrícolas, comerciales o de construcción) a zonas urbanas o a otros países. También incide la llegada de remesas a los hogares y la proliferación de empresas de zona franca.

 

La situación podría empeorar porque desde octubre pasado en Costa Rica el Instituto del Café está impulsando una reforma a la legislación migratoria para acelerar el proceso de regularización temporal de los cortadores extranjeros y abaratar los costos migratorios.

 

Fuente: https://www.laprensa.com.ni/2018/01/22/economia/2364593-costa-rica-dara-seguro-social-los-cortadores-de-cafe