05.01.2016

POLÍTICAS PÚBLICAS

SEGURIDAD-JUSTICIA

Compartir en

El Gobierno Nacional y la Ciudad firmaron el convenio por el traspaso de la Policía Federal

El Gobierno Nacional y la Ciudad firmaron el convenio por el traspaso de la Policía Federal

El presidente Mauricio Macri y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, acompañados de la vicepresidenta Gabriela Michetti, jefe de Gabinete Marcos Peña, la ministra Patricia Bullrich, el vicejefe de Gobierno Diego Santilli, el ministro Martín Ocampo y el secretario Eugenio Burzaco, firmaron esta mañana el acuerdo por el cual el Estado nacional transfiere a la ciudad parte de la Policía Federal.

“Estamos dando comienzo a una nueva etapa que busca construir soluciones concretas para que la gente viva mejor y para que la ciudad de Buenos Aires sea nuevamente una de las más seguras del mundo”, dijo el Presidente.

Destacó que la coordinación de las fuerzas de seguridad entre el Gobierno nacional y el de la Ciudad será permanente, y la integración irá hacia una única fuerza “y los resultados serán muy superiores a los actuales”.

Por su parte, Rodríguez Larreta agradeció al jefe de Estado “el cumplimiento del compromiso” asumido, y aseguró que a partir de este proceso “día a día irá mejorando la seguridad de los porteños”.

El convenio establece que la transferencia se realizará en forma progresiva con un plazo de transición de un año, durante el cual la Nación seguirá asistiendo a la Capital Federal para mantener los servicios de seguridad en todas las áreas pertinentes.

Además, Rodríguez Larreta estimó que la transferencia alcanza a un número aproximado de entre 17.000 y 19.000 efectivos, que quedará fehacientemente determinado una vez que concluya el proceso total de cambio de jurisdicción.

El acto de firma del convenio se realizó esta mañana en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno y contó también con la presencia de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich; la vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti; el jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña; el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Martín Ocampo; y el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco.

Asimismo, en una posterior conferencia de prensa, la ministra Bullrich se refirió acerca de las funciones que desarrollará la Policía Federal: “va a comenzar a trabajar ya no abocada solamente a la ciudad, sino también a la lucha contra el delito federal, el crimen organizado, el narcotráfico, la trata y el lavado de activos”.

“La fuerza va a trabajar como la Policía Federal Argentina llevada a todo el país, con más presencia en todas las provincias”, señaló la titular de la cartera de Seguridad. En este sentido, afirmó que “así ganan todos los ciudadanos del país, que van a estar más cerca de una policía más preparada para afrontar la lucha contra el crimen organizado”.

Por su parte, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, dejó en claro que la Nación también remitirá las partidas presupuestarias asignadas a la estructura de la Federal que pasa a la órbita porteña. “Todo traspaso se hace con los recursos correspondientes”, remarcó.

En su mensaje, el Presidente también puso de relieve que “el gran desafío que hemos asumido es la lucha contra el narcotráfico” y alertó que "la única manera de enfrentar este problema es mejorando la institucionalidad de nuestro país a través de la calidad y la presencia de nuestras fuerzas de seguridad en todo el territorio”.

Remarcó, además, la importancia de “asumir el compromiso de volver a tener estadísticas públicas claras del mapa del delito, para que mes a mes haya números confiables que permitan verificar la mejora en los distintos lugares del país”.

Macri agradeció finalmente el compromiso de servicio de los efectivos que conforman las fuerzas de seguridad y les transmitió su apoyo. “Ustedes son los que arriesgan sus vidas cada vez que salen de sus casas”, aseveró.

Rodríguez Larreta, en tanto, destacó que el Presidente se cumplió la promesa de concretar el traspaso de las fuerzas policiales “a sólo 20 días del inicio de su mandato” y afirmó que esto fue posible “gracias al trabajo en equipo”.

El convenio  firmado contempla que el Gobierno porteño asume las funciones y facultades de seguridad en todas las materias no federales para ser ejercidas dentro de su ámbito de jurisdicción.

En tanto, el Gobierno nacional mantiene las estructuras, el personal, los bienes y los servicios necesarios para asegurar la función de seguridad en materia federal en el distrito porteño.

Fija un cronograma de transferencia acordado entre las partes según el cual la Ciudad se hará cargo total o parcialmente de las superintendencias de Seguridad Metropolitana; de Bomberos; de Policía Científica; de Investigaciones Federales; de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, y de la de Aviación Federal.

La transferencia abarca, además de todo el personal, los “organismos, funciones, competencias, servicios y bienes, tanto materiales (muebles e inmuebles) como inmateriales (sistemas informáticos, de seguimiento y/o de comunicación)”.

La  etapa de transición del traspaso tendrá un año de extensión, pero podrá ser prorrogada si las partes lo consideraren necesario. Otro punto del acuerdo establece la transferencia y cesión en propiedad al ámbito de la Ciudad de “todos los bienes inmuebles que se encuentran afectados de manera exclusiva a la función de seguridad local”.

Además, se señala que los agentes transferidos “conservan el nivel escalafonario, remuneración, antigüedad, derechos previsionales y de cobertura social”.

Por otra parte, quedó estipulado que el Gobierno nacional, en coordinación con el de la Ciudad, seguirá brindando servicios en el marco del Operativo Unidad–Cinturón Sur, implementado en 2011 para mejorar la seguridad ciudadana en la Capital Federal mediante la complementación operativa entre los cuerpos policiales.

También se le dará continuidad a los operativos de seguridad en Puerto Madero y en los puestos de control de acceso en villas de emergencia.