14.05.2020

EN LOS MEDIOS

GRÁFICA

Compartir en

Fernanda Raverta: "Pretendemos que más del 80% de los jubilados le gane a la inflación"

Fernanda Raverta:

Desde que asumió hace diez días como directora de la Anses, Fernanda Raverta afronta el desafío de que la asistencia estatal diseñada por el Poder Ejecutivo para hacer frente a pandemia del coronavirus llegue en tiempo y forma a un universo cada vez más grande de argentinos. Evita opinar sobre la gestión de su antecesor, Alejandro Vanoli, pero da definiciones concretas sobre sus planes para el organismo: promete que se va a agilizar el pago de Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), precisa que ese programa podría superar los 9 millones de beneficiarios, puntualiza que el salario complementario ya incluye a 1.800.000 trabajadores, descarta una reforma previsional que aumente la edad de retiro y anticipa que el aumento de jubilaciones de junio va a estar por encima de la inflación para la mayoría de los pasivos, aunque no para todos.

"Pretendemos que más del 80% de nuestra población pueda decir que la fórmula le permitió ganarle a la inflación", dijo, durante una entrevista conjunta con LA NACION, Clarín e Infobae. "¿Cuánto influyó Cristina Kirchner en su designación y cómo puede reflejarse en la gestión su pertenencia a La Cámpora ?", se le preguntó durante una hora de charla, en su despacho, en la sede central de la Anses. Raverta todavía no colocó cuadros en las paredes, pero llenó las oficinas del 5° piso de flores, que compró en verdulerías de La Plata.

-¿Con qué situación se encontró en la Anses?
 

-Es un organismo que durante la gestión de Mauricio Macri pasó a ser un organismo en minúscula, en coincidencia con el cambio de la tipografía oficial. Había tomado un rumbo muy distinto al que venimos a plantear desde que asumió Alberto Fernández, que es que aumenten los activos para llegar de mejor manera a abrazar a nuestros pasivos. En lo que tiene que ver con la pandemia, encontramos un organismo que no había sido declarado como actividad esencial, lo que hicimos como primera acción de gobierno.

 

-¿Y cómo evalúa la gestión de Vanoli?

 

-A mí no me corresponde evaluar la gestión del funcionario anterior, así que prefiero no hacer comentarios.

-Fue muy llamativo el error de cálculo sobre la cantidad de beneficiarios que iba a cobrar el IFE.

-Es una población que, al estar por fuera del mercado formal de trabajo y no bancarizada, no tiene acceso a ciertas cuestiones que le hubieran permitido al Estado cruzar variables y datos. Si lo miramos en términos de composición de la población, es una mala noticia que haya más gente anotada. Pero si miramos a quién va a llegar el Estado, es muy importante que esa base se haya ampliado.

-¿Qué va a pasar con el segundo pago del IFE? Hay gente que todavía no cobró el primero.

-Estamos tratando de terminar esta primera vuelta. Se tuvo que apelar a otras bocas de pago porque los bancos no estaban todavía 100% activos. Esta situación hizo que tengamos un cronograma muy extenso, con la complejidad de tener más de 8 millones de personas a las que no se puede sacar a la calle en el mismo momento. Lo vamos a corregir para la segunda vuelta, con un cronograma bastante más corto. Estamos tratando de involucrar a más bancos privados.

-¿Pueden incorporarse más beneficiarios?

-Hoy estamos en 8,3 millones de personas y estamos procesando cerca de 400.000 personas que no eligieron boca de pago aún. Además, hay entre 300.000 y 400.000 personas más que ya estaban inscriptas y que estamos procesando sus datos, para ver si les corresponde cobrar.

-¿Hay posibilidades de que el IFE se extienda aunque se levante la cuarentena?

-Es prematuro decirlo. Hay provincias enteras donde no hay Covid-19 y por lo tanto la actividad productiva se va poniendo en marcha. Lo mismo nos pasa con el ATP, la Asistencia para el Trabajo y la Producción. Ya cobraron el salario complementario 1.200.000 trabajadores, y entre el viernes y el lunes próximos van a cobrar otros 600.000.

-¿Que los pagos de IFE se hayan demorado tanto y que haya tantas personas fuera del radar, no habla de una debilidad del Estado?

-El Estado, durante los cuatro años de Macri, perdió su capacidad, su músculo y su inteligencia.

-¿Lo limita a la gestión macrista?

-Soy trabajadora social y he asistido a distintos momentos históricos. Me recibí en 2001 y entre 2001 y 2003 firmaba en mi distrito los informes sociales para que las personas pudieran acceder a una pensión no contributiva. Se aplicaba la modalidad de "alta por baja". Tenía que fallecer una persona que tuviera una pensión para que otra accediera a ese beneficio. A partir de 2003 las políticas se universalizan. Hasta 2011, cuando asumí como jefa de una oficina de la Anses en el puerto de Mar del Plata, el Estado fue cada vez más inteligente, atravesando por la Asignación Universal por Hijo. En 2015 cambió el modelo económico y esas prestaciones perdieron agilidad.

-¿Ya está definido cuál será el porcentaje de aumento de junio para los jubilados?

-Se está definiendo esta semana. Tenemos la enorme responsabilidad de construir una fórmula que le gane a la inflación.

-¿El objetivo es que todos le ganen a la inflación?

-Pretendemos que más del 80% de nuestra población pueda decir que la fórmula le permitió ganarle a la inflación.

-¿Se vuelve necesaria una reforma previsional que haga más sustentable el sistema?

-Por reforma previsional no todos interpretamos lo mismo. Creemos que hay que seguir estudiando el tema en profundidad.

-¿Durante la gestión de Raverta en Anses puede haber una reforma previsional que aumente la edad jubilatoria?

-Durante la gestión de Raverta en Anses vamos a hacer todo lo que haya que hacer para cuidar a los activos y los pasivos. No está previsto que haya una reforma de la edad jubilatoria.

¿Cómo se traduce en la gestión su pertenencia a La Cámpora?

-Soy una funcionaria que designó el Presidente, a cargo del organismo que tiene la centralidad en la asistencia a las familias argentinas.

-Cuando se la designó destacaron que tiene "territorialidad". ¿Qué significa?

-Cuando dicen territorialidad dicen que tengamos la capacidad de ponernos en el lugar del otro, desde la persona que menos tiene a todos. Me considero una persona que tiene territorialidad porque soy capaz de sentarme con el sector privado y construir una inteligencia común, sentarme con el tercer sector, la Iglesia, las ONG, los clubes, y construir desde el Estado una estrategia para el desarrollo de la comunidad.

-Alberto Fernández dijo que había pensado nombrarla en diciembre, pero que Kicillof se la terminó llevando a la provincia. ¿Cómo fue?

-Tengo una muy excelente relación con Alberto, con Axel y con Cristina. Calculo que entre ellos habrán evaluado cuál era el mejor lugar.

-¿Entonces no dirá si Cristina Kirchner fue quien le propuso su nombre al Presidente para la Anses?

-A mí me convocó el Presidente de la Nación.

Fuente: La Nación