03.12.2015

INFORMES

Sentencias Judiciales

Compartir en

LA ANSES LIQUIDÓ MÁS DE 40 MIL SENTENCIAS EN 2015 POR UN MONTO TOTAL DE $11.622 MILLONES

LA ANSES LIQUIDÓ MÁS DE 40 MIL SENTENCIAS EN 2015 POR UN MONTO TOTAL DE $11.622 MILLONES

En 2015 la ANSES registró un nuevo récord en materia de resolución de expedientes de sentencias judiciales alcanzando los 40.078, por un monto total de $11.622 millones, lo que representa un 15,1% más en comparación con 2014. Asimismo, se registró una tendencia a la baja en la cantidad de nuevas presentaciones judiciales de los últimos 12 meses: si se considera que de los nuevos jubilados en 2015 (897.781), solo el 0,06% (547) inició juicio.

La baja en los litigios se debe a la política de mejora de las prestaciones previsionales emprendida por el Gobierno Nacional desde 2003 y, especialmente, por la aplicación de los dos incrementos obligatorios anuales en los haberes (marzo y septiembre) y en los procedimientos de actualización de las remuneraciones consideradas para el cálculo del haber inicial como consecuencia de la Ley de Movilidad (26.417). Dicha ley fue implementada en marzo de 2009 y permitió el incremento de las jubilaciones en un 523%.

El stock de juicios previsionales en los últimos 12 meses mostró una evolución hacia la baja. Así, a octubre 2015 la cantidad de juicios por reajuste de haberes se situó en 251.852, un 6,71% menos que el año pasado (269.960).

Orden de prelación

Con el fin de mejorar la eficiencia, en 2011 la ANSES comenzó un profundo proceso de informatización para la resolución de las sentencias, que agilizó los tiempos de liquidación y permitió contar con un mejor control en las operaciones de cálculo que antes se hacían manualmente. También se buscó eliminar discrecionalidad en la decisión sobre el orden de trabajo de los casos.

Para eso, el organismo fijó un esquema de trabajo que prioriza las sentencias firmes por la edad del titular, el haber de la prestación y la antigüedad de la sentencia para determinar el orden de trabajo de los casos, que fue reconocido por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al dar por cerrado el caso “Menéndez y Caride” en 2013.