06.07.2020

EN LOS MEDIOS

PORTALES

Compartir en

LETRA P - "LA DISCUSIÓN POLÍTICA ES PARTE DEL GOBIERNO Y BIENVENIDA SEA"

LETRA P -

ENTREVISTA | FERNANDA RAVERTA

"La discusión política es parte del Gobierno y bienvenida sea"

Periodismo Político en LetraP

Por Gabriela Pepe

Lleva poco más de dos meses sentada en el sillón del organismo más importante del Estado en términos de caja y territorialidad. Aunque su llegada a la ANSES fue leída como un avance en el despliegue de poder de La Cámpora, Fernanda Raverta esquiva el encasillamiento en un sector de la coalición que llevó a Alberto Fernández a la presidencia. Enfocada en la gestión del organismo en la pandemia, prefiere hablar del desafío político de su generación y se cuadra bajo el liderazgo del Presidente. En diálogo con Letra P, habla sobre la renta básica universal, la reforma previsional y la convivencia en el Frente de Todos.   

-¿Qué cosas de la gestión pueden quedar para la pospandemia?

-Va a quedar establecido el acceso a las prestaciones a partir de herramientas virtuales pero, además, va a ser un organismo capaz de caracterizar la situación y las condiciones en las que vivimos los argentinos y las argentinas. Porque contamos con la posibilidad de generar herramientas para los trabajadores asalariados, como es el caso de los ATP, que llega a más de dos millones de personas o las nueve millones que recibieron un ingreso familiar de emergencia (IFE). Como plantea el Presidente, la pandemia puso sobre la mesa un estado de desigualdad del que el Estado tomó nota. Este organismo es el que tiene en su génesis reparar desigualdad y acompañar a los argentinos, a los distintos sectores dinámicos que constituimos la comunidad, y después de la pandemia va a tener un lugar central.

-¿Está avanzada la discusión sobre la renta básica universal?

-Es una discusión que excede a la Argentina y está sobre la mesa, pero estamos en un proceso de reflexión y no de instrumentación ni de toma de decisiones. Estamos pensando cómo a partir de las situaciones de desigualdad, considerando los indicadores de pobreza, indigencia y desocupación que encontramos el 10 de diciembre, modificar un modelo que nos permita volver a poner a la Argentina en el camino del trabajo y la producción. Es lo que plantea el Presidente y era la agenda del Gobierno a partir del 10 de diciembre. Como decía Alberto, empezando por los últimos, en ingresos y cuestiones estructurales. Esto se ha profundizado a partir de la pandemia y estamos reflexionando sobre eso.  

-¿No hay definiciones sobre quiénes podrían acceder a la renta básica y la diferencia los planes sociales?

-Falta mucho recorrido en la discusión, que no es solo del Gobierno ni de la Argentina, se está dando en todo el mundo. Pero la seguridad social en Argentina tiene un recorrido, no empezamos de cero. La discusión no es renta universal sí o no, sino cómo hacemos para que todos y todas podamos acceder a un trabajo. En todo caso, el Estado tendrá que pever una prestación para aquellos que todavía no puedan incorporarse al mercado formal de trabajo y, como los niños y personas mayores, puedan tener un piso mínimo de derechos. Hay que incorporar el método y la ternura al Estado. Nuestra generación tiene que mostrar que estamos a la altura de este tiempo histórico.  

-¿Va a trabajar en una reforma jubilatoria?

-Ahora estamos discutiendo en una comisión integrada por diputados, senadores y miembros del Poder Ejecutivo cómo volvemos a tener una fórmula de movilidad que garantice un ingreso digno. Hasta diciembre tenemos tiempo para pensar esta nueva fórmula, un indicador que permita que las jubilaciones puedan ganarle a la inflación, que sea un haber digno. Lo estamos discutiendo entre oficialistas y opositores y eso de alguna manera organiza el universo de quienes nos preguntan si está prevista una reforma previsional.  

-O sea que el aumento de la edad jubilatoria no está en debate.

-Está muy lejos la discusión de una reforma previsional. Lo que estamos discutiendo es la fórmula de movilidad.

-¿Qué le genera conducir un organismo como la ANSES, que tiene tamaño de ministerio, es la caja más grande del país y tiene una llegada territorial única?

-Me gusta hablar de la territorialidad. Yo soy trabajadora social y sé que no hay ninguna posibilidad de sobrevivir a las distintas emergencias y crisis sin un Estado presente, cercano y que sea inteligente para asistir a las personas. Éste es el organismo que tiene la enorme responsabilidad y capacidad de hacerlo, puede mostrar que el Estado está cada día acompañanando a cada persona y a cada familia. Nosotros construimos un diálogo constante con los beneficiarios, que son la totalidad de la población de la Argentina. Todos los días de mi vida agradezco al gobierno de Alberto y Cristina haberme dado la posibilidad de pasar por la conducción estratégica de este organismo.   

-Como parte de La Cámpora, ¿cree que la agrupación tiene un desafío mayor de mostrar gestión en lugares tan centrales como el PAMI, la ANSES o el Ministerio del Interior? ¿Hay una lupa puesta sobre ustedes?

-No me parece que sea un desafío de una organización, sino de una generación política. Hubo una premisa clave durante todos estos años, que fue no dejar la política en mano de quienes consideran que no puede haber una incorporación de generaciones nuevas. La política debe ser el instrumento en el que nosotros podamos pensar cómo reparar desigualdades; es lo que nos saca de pensarnos de manera individual, por fuera de lo que sucede en términos colectivos. Tenemos la enorme responsabilidad de saber que vinimos a la política a construir un puente entre los que sufren y la pasan mal y un Estado inteligente que garantice esa respuesta. Eso no se hace desde el voluntarismo o en soledad. Se hace de manera sistemática desde el Estado. 

-¿Por qué no habla en términos de agrupación política?

-Porque tal vez si hablamos solo de agrupación se acota a quienes puedan tener los mismo deseos y puedan participar en otras orgánicas. Si el gobierno de Néstor y Cristina tuvo algo fue la capacidad de invitar a los jóvenes y eso tiene un correlato histórico con este momento. Hay que incorporar el método y la ternura al Estado. Nuestra generación tiene que mostrar que está a la altura de este tiempo histórico.  Cada una de nuestras decisiones es la decisión de Alberto. Nosotros sugerimos y él decide o él decide y nosotros instrumentamos 

-¿Cómo evalúa la integración de los diferentes sectores que conviven hace poco más de un año en el Frente de Todos? 

-Creo en lo que explicó en su momento Néstor Kirchner sobre las verdades relativas. Nadie pude transformar la realidad si no se transforma a sí mismo y cada uno se transforma con el aporte que le hace otra persona. Con las fuerzas políticas pasa lo mismo. Existía la necesidad de construir, dentro de las verdades relativas, una síntesis común que nos permitiera ofrecer una alternativa electoral para salir del infierno de un modelo económico que nos hizo llegar a un grado de deterioro y precariedad que debía ser superado democráticamente. Desde ese punto, cada verdad relativa se puso sobre la mesa para construir una verdad superadora y en diciembre arrancó un gobierno que fue demostrando que puede construir síntesis superadoras con el aporte de cada uno de los sectores. Esa síntesis tiene que guiarnos. Las verdades relativas siempre tienen que estar porque nos hacen mejorar. 

-¿Se acostumbran a vivir con una tensión interna?

-No lo vivo así. 

-Pero hay distintas miradas.

-Son distintas miradas que conviven y dialogan para construir una síntesis. La discusión política es parte, bienvenida sea. No veo una mirada que se impone sobre otras. Se construye una síntesis.   

-¿Cuán encima de la gestión de la ANSES está el Presidente?

-En todo. Es reporte diario. Cada una de nuestras decisiones es la decisión de Alberto. Nosotros sugerimos y él decide o él decide y nosotros instrumentamos. 

-¿Y la vicepresidenta?

-Está muy presente. El Poder Ejecutivo, integrado por presidente y vice, está pendiente y al tanto periódicamente de las acciones de este organismo.

Fuente: www.letrap.com.ar