08.01.2016

POLÍTICAS PÚBLICAS

PRESIDENCIA

Compartir en

Macri anunció medidas de promoción del sector lácteo

Macri anunció medidas de promoción del sector lácteo

El presidente Mauricio Macri anunció en Venado Tuerto medidas de apoyo para el sector lácteo, que prevén compensaciones y ayuda crediticia a los productores. Allí convocó a los argentinos a “volver a enamorarnos del ejemplo del esfuerzo para que podamos exportar más y recuperar” presencia en los mercados mundiales.

“Sepan que no están solos. Este Gobierno los quiere acompañar en el camino del crecimiento, y eso lo tenemos que hacer juntos”, señaló en un acto celebrado en la Escuela Salesiana 2055, en la zona rural de Venado Tuerto, tras la firma del Acta de Compromiso que suscribieron el Gobierno nacional, las provincias que integran el Consejo Federal Lechero y los productores e industriales del sector.

Macri recordó que los productores vienen de atravesar “años difíciles” en los que “tuvimos la oportunidad de exportar al mundo y la falta de visión no nos permitió aprovecharla, pero ahora, por suerte, hemos decidido trabajar juntos".

El gobernador Miguel Lifschitz agradeció al Jefe del Estado por la visita y celebró que las medidas anunciadas hayan surgido como fruto de “la concertación, el acuerdo y el diálogo”. Valoró, además, como “un gesto muy importante” que el Presidente haya viajado al interior de Santa Fe para realizar estos anuncios en vez de hacerlo en la Casa Rosada.

El gobernador sostuvo que el acuerdo ayudará a la recuperación de “un sector de la actividad agropecuaria que ha sido muy castigado en los últimos años por la situación económica internacional, pero también por la falta de políticas activas” del anterior Gobierno.

El documento eleva un 33 por ciento la compensación que recibirán los tambos por los primeros 3.000 litros diarios de producción. El valor pasa de 30 a 40 centavos por litro, lo que equivale a un volumen de 36.000 pesos mensuales por productor. Además, se amplía el universo del beneficio, que hasta ahora sólo alcanzaba a quienes producían hasta 6.000 litros diarios.

El Presidente estuvo acompañado por el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, los ministros de Agroindustria, Ricardo Buryaile, y de Economía y Finanzas, Alfonso Prat Gay, y el intendente de Venado Tuerto, José Luis Freyre.

El acta firmada también contempla el compromiso de las industrias lácteas de recomponer el precio que pagan al productor por la materia prima. “Aquellas que estuvieron por sobre el promedio ponderado del Centro de Industria Lechera, que está en torno a los 2,60 pesos por litro, harán el esfuerzo para mejorar dicho valor”, señala una de las cláusulas.

Y aquellas que estuvieron “por debajo de ese promedio ponderado se comprometen a alcanzar una recuperación del precio del 15 por ciento", se agrega en el documento.

Por otra parte, el Estado nacional se compromete a favorecer la exportación de los excedentes lácteos eliminando los denominados Registros de Operaciones de Exportación Blancos.

Además, se promoverán créditos blandos a través del Banco Nación y las entidades financieras de las provincias con el objetivo de contribuir a la reactivación del sector.

El acta fue suscripta por los Ministerios de Agroindustria, de Hacienda y Finanzas, y de Producción en representación del Gobierno nacional, por las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y Santiago del Estero, y por la Mesa de Productores de Leche de Santa Fe, la Cámara de Productores Lecheros de Córdoba y la Cámara de Productores de la Cuenca Oeste.

También la firmaron Confederaciones Rurales Argentinas, la Sociedad Rural Argentina, la Mesa Nacional de Productores de Leche, la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas, la Junta Intercooperativa de Productores de Leche y el Centro de Industria Lechera.

En los fundamentos del acta se señala que “la sobreoferta en el mercado internacional de productos lácteos terminados” provocó una caída de los precios mundiales por debajo de los valores promedio históricos, lo que ha complicado y perjudicado notoriamente la colocación de los productos argentinos en el exterior.

Esta situación de crisis repercutió negativamente en el mercado interno e hizo que “los precios pagados a los productores argentinos por la materia prima remitida a las industrias procesadoras se desplomasen perforando los costos de producción”.

Las medidas previstas apuntan a “morigerar los efectos negativos de ese contexto en salvaguarda de la producción, la industria y el mercado nacional”, precisa el documento.

El Estado nacional, los gobiernos provinciales y todos los representantes del sector lácteo destacan finalmente que el fortalecimiento de la actividad lechera “es un pilar fundamental de la política agropecuaria nacional” por su decisiva gravitación “como fuente de trabajo genuino, generación y distribución de riqueza en las economías regionales”.