04.09.2017

EL MUNDO

Noticias internacionales

Compartir en

Más sobre pensiones públicas en España

Más sobre pensiones públicas en España

 

 

Informes, estudios económicos españoles y europeos señalan que el futuro de las pensiones publicas está muy “negro” y necesita “nuevas reformas” ya que “las cotizaciones no garantizan en el futuro cuantías para la jubilación como las actuales”. De este modo, según José Antonio Vega, en Cinco Días (24/6/17) en “El futuro de las pensiones” afirma que “rentabilidades del pasado no garantizan rentabilidades en el futuro, tal como advierten los folletos informativos de los fondos de inversión y pensiones; un aserto que vale también para las pensiones de la Seguridad Social:las cotizaciones actuales de los activos no garantizan en el futuro cuantías de pensión como las actuales. Aunque esta es una advertencia histórica en España por el perfil esperado para la pirámide de población, que sufrirá los rigores del envejecimiento en las próximas décadas, ahora empieza a apremiar la toma de decisiones para encajar el golpe y atenuar sus efectos”.Estas afirmaciones, y otras de periódicos afines al régimen, sobre el modelo de la Seguridad Social con  determinados informes que proponen una nueva Reforma Laboral más restrictiva, lo único que hacen es achantar a la gente, a los jubilados, a los ciudadanos y no poner el dedo en la llaga: solucionar el problema que es lo prioritario; es decir, el Gobierno debe gobernar para que las cotizaciones actuales de los activos garanticen en el futuro, como mínimo, cuantías de pensión como las actuales y no “esconder la cabaza debajo del ala como las avestruces”, que prefieren no ver ni escuchar.

 

Así no funciona un país, máxime cuando Rajoy dijo “el turismo es el motor de la economía”, afirmando que la crisis y la economía son ya “historia”, si esto es así los trabajadores de la hostelería, bares, deben ganar el “oro y el moro”; es decir, ¿los salarios deben ser muy superiores  a 2.000 o mucho más €? Con esos dineros, si fueran ciertos, que no lo son, las cotizaciones a la Seguridad Social servirían para pagar en el futuro las pensiones al mismo nivel que actualmente.

 

El lector conoce otros artículos en los que exponemos muchas soluciones para que no desaparezcan ni se rebajen las pensiones públicas de los jubilados, las cuales reseñaremos para demostrar que sí hay SOLUCIÓN a las pensiones y lo demás son “historias para no dormir”. Voluntad política es lo que hay que tener, y no engañar al personal:

 

 

Desbloqueo del Pacto de Toledo.

 

Creación de muchos puestos de trabajo públicos y privados dignos con salarios elevados.

 

Suprimir el dinero negro que se paga a los trabajadores y que no cotiza a la Seguridad Social tanto el del trabajador como el de la empresa y acabar con la “economía sumergida” que tanto daño genera a las pensiones.

 

Además, el Gobierno, el Parlamento, las CCAA, los Ayuntamientos, deben tener como prioritario reducir el número de asesores, reducir el costo de representación, las dietas y aquellos gastos superfluos.  Y que suban los impuestos progresivamente

 

Repatriar los miles de millones de € de los corruptos que están en los paraísos fiscales, eliminación de la SICAV.  

 

No hay que subir los impuestos a la clase media ni a los asalariados pobres.  Derogar las leyes que protegen la subida del IVA y todas las leyes regresivas de la Seguridad Social que afectan a las pensiones de jubilación.

 

Lo que hay que hacer es crear empresas, fábricas públicas, que generen puestos de trabajo indefinidos, y bienes y servicios para el consumo interior y exterior, y para ello, se debe poner impuestos progresivos, y repatriar los miles de millones de € evadidos, crear impuestos a las Grandes Sociedades.

Fomentar la agricultura, ganadería y silvicultura modernas aplicando técnicas que incrementen los rendimientos, creando, así mismo industrias “verdes”.

Crear industrias de última generación relacionadas con la Universidad y regular las ya existentes, como la naval, metalurgia, de transformación, etc, para incrementar los puestos de trabajo fijos y bien remunerados, y no quedarse sólo con la hostelería y el turismo que sólo crean trabajo precario y temporal: un día, dos días, una semana, un mes y a lo sumo los meses de verano, y después al paro hasta que se cansen y no busquen trabajo como sucede en muchos casos actualmente. Los trabajadores de hostelería son los que trabajan más horas y les restan entre el 20 y el % del salario.

Los grandes capitalistas también deben aportar capital financiero.  Hay que legislar eficazmente contra la corrupción para aplicar Leyes contra los corruptos, que los juicios sean rápidos, no dejando pasar el tiempo para que prescriban los delitos, que las sanciones sean ejemplares, obligando a los reos a devolver el dinero robado, es decir, a repatriarlo porque es del pueblo.

Referéndum para blindar las pensiones en la Constitución, entre otras. 

Según Norberto Marchesano Martínez, es necesario revertir todo lo actuado por el PP en materia de empleo y política de ingresos para evitar el siguiente escenario:

Los actuales pensionistas, perdiendo poder adquisitivo con el 0,25% de incremento presupuestado hasta el año 2022. Los trabajadores próximos a jubilarse, viendo reducidas sus expectativas de ingresos no solo por el 0,25 % anual de ajuste, sino también por la aplicación del Factor de Sostenibilidad a partir del 2019, que combinará ingresos con esperanza de vida e incidirá negativamente en el cálculo de la base reguladora. El conjunto de los asalariados, ex puestos a las condiciones de un mercado laboral sometido a la devaluación salarial y condiciones de precarización extremas, que necesariamente determinarán pensiones futuras reducidassustancialmente.

La única alternativa, ante el panorama expuesto, es la de acompañar en sus propuestas, a los sindicatos, entidades de pensionistas(Plataformas y Coordinadora Estatal para la Defensa del Sistema de Pensiones Públicas) y partidos progresistas en las convocatorias que se realizarán a finales de setiembre, participando además en todos los espacios para crear un estado de opinión generalizado sobre la necesidad de sustentar el sistema público de reparto y eliminar definitivamente la zozobra que se deriva del incierto futuro de las pensiones.

La defensa de unas prestaciones contributivas y no contributivas suficientes para garantizar un adecuado nivel de protección, merecen el empeño.

Fuente: http://diario16.com/mas-pensiones-publicas-espana/