15.07.2021

EN LOS MEDIOS

GRÁFICA

Compartir en

Página 12 | “Estamos orgullosos de reconocer a las madres”

Página 12 | “Estamos orgullosos de reconocer a las madres”

Por Natalí Risso

El bono a jubilados y el reconocimiento a las tareas de cuidado a mujeres

La titular de Anses explicó que el monto del bono permitirá compensar la inflación del primer semestre, sin resignar el objetivo de recuperar el poder adquisitivo de los haberes.

El gobierno nacional anunció este martes que otorgará un nuevo bono adicional para jubilados. Además firmará un decreto para que las mujeres mayores de 60 que hayan dedicado años al cuidado de sus hijos puedan sumar aportes para completar los 30 años necesarios para jubilarse.

Este tercer bono que el gobierno entrega en el año a los jubilados cuenta con dos particularidades: el monto es mayor, son 5.000 pesos mientras que los dos anteriores fueron de 1.500 cada uno; y se amplía la base de beneficiarios, ya que alcanzará a todos los que hoy cobren hasta dos haberes mínimos, abarcando a más del 80% del universo de jubilados y pensionados.

El Anses cuenta con dos objetivos: a corto plazo, empatar a la inflación y en el mediano recuperar los veinte puntos de haberes jubilatorios perdidos durante la gestión de Mauricio Macri: “Venimos tratando de llevar racionalidad a los haberes de los y las jubiladas desde que asumimos con la idea de quedar siempre por encima de la inflación de tal manera que los jubilados no pierdan capacidad de compra y vayan recuperando el nivel”, explicó Fernanda Raverta, directora ejecutiva del Anses y agregó: “Para eso hicimos una reforma estructural al cambiar la fórmula de movilidad y recuperar el nivel jubilatorio poco a poco, al tiempo que otorgamos estos bonos para que los jubilados recuperen lo que se perdió en el gobierno anterior, que fue un montón”.

El bono alcanzará a 6 millones de personas y esto se enmarca en una serie de políticas que repercuten directamente en el bolsillo de los y las jubiladas: medicamentos gratis, congelamiento de tarifas, baja de tasas de interés de créditos de Anses: “Esto tiene un impacto enorme en términos económicos: esos cinco mil pesos son destinados para el consumo y quedan en la economía de sus pueblos y ciudades”, agregó Raverta.

Para lo que resta del año la directora ejecutiva del Anses confía en que los próximos aumentos trimestrales por la fórmula de movilidad (cuyos compenentes son el promedio salarialy la recaudación de la Anses) van a alcanzar para que las y los jubilados no pierdan frente a la inflación, y no hará falta otorgar un nuevo bono.

Tareas de cuidado “Una política bella”. Así definió la titular del Anses al “Programa integral de reconocimiento por periodos de servicio por tareas de cuidado” que decretará el presidente la semana próxima.

El Estado les reconocerá las tareas de cuidado de hijos e hijas a 155 mil mujeres que podrán jubilarse sumando de uno a tres años por hijos. Se trata de un año por hijo nacido, al que se le suma un año adicional si tiene una discapacidad; o dos años por hijo adoptado y dos años adicionales si fueron beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo.

“Tiene dos objetivos importantes.

Por un lado, incluir a más gente al sistema previsional argentino, en este caso a mujeres, destacando lo importante que es tener una jubilación; y por el otro el de reconocer las tareas del cuidado, aquellas que hacemos las mujeres argentinas para ver crecer a nuestros hijos e hijas.

Es conmovedor porque es producto de una lucha feminista de hace años”, aseguró Raverta.

La política tiene dos antecedentes claves en materia de inclusión de personas al sistema de cobertura previsional: por un lado, el Plan de Inclusión Previsional que Néstor Kirchner anunció en 2005 y permitió incorporar al sistema 2,8 millones de habitantes mayores.

La actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner profundizó esta política en 2014, cuando amplió la moratoria y les concedió por ley la jubilación a más de 2,7 millones de personas que no tenían aportes registrados.

En este momento, más del 80 por ciento de las beneficiarias eran mujeres que realizaban tareas de cuidado o contaban con trabajos informales.

Bajo el lema “eso que llaman amor es trabajo no pago”, el colectivo de mujeres y disidencias visibiliza desde hace años una problemática que constituye un pilar fundamental sobre el que se construye la desigualdad de género, y es la distribución desigual de las tareas de cuidado, que recaen mayormente sobre las mujeres.

“Es una política hermosa que venimos gestando para poder presentarles a las argentinas de más de 60 años que han invertido parte de su vida en cuidar a sus hijos. Estamos orgullosos de reconocer a las madres”, concluyó Raverta.

“Esos 5.000 pesos tienen un impacto enorme en términos económicos: son destinados para el consumo y quedan en la economía local.” Raverta

Fuente: Página 12