15.09.2017

POLÍTICAS PÚBLICAS

SALUD

Compartir en

Salud encabezó reunión para coordinar acciones de prevención del dengue junto a otros ministerios

Salud encabezó reunión para coordinar acciones de prevención del dengue junto a otros ministerios

La cartera conducida por Jorge Lemus acordó junto a otras áreas del Gobierno nacional la difusión y promoción de las estrategias de control del mosquito transmisor del dengue y zika y el fomento de la participación ciudadana para la eliminación de criaderos.

El Ministerio de Salud de la Nación, a través de la Dirección Nacional de Epidemiología, organizó hoy un encuentro con autoridades de otros organismos del Gobierno nacional para solicitarles su cooperación en la difusión de acciones de prevención frente al dengue, zika y chikungunya, de las cuales la modificación y/o eliminación de potenciales criaderos del mosquito junto a la participación activa de la comunidad constituyen las medidas más efectivas.

 

Frente a representantes de la Jefatura de Gabinete de Ministros y las carteras nacionales de Ambiente, Desarrollo Social, Modernización y Producción, la subsecretaria de Relaciones Institucionales de la cartera sanitaria, Miguela Pico, agradeció a los participantes del encuentro y destacó que “la prevención del dengue es una tarea que no podemos emprender nosotros solos desde el Ministerio de Salud si no que necesitamos de todas las áreas para trabajar desde los lugares de trabajo concientizando a la gente”.

 

Según expresó la subsecretaria, “la idea es que todas las áreas del Gobierno puedan ser centros de difusión sobre las estrategias de control del mosquito Aedes aegypti— transmisor del dengue, zika y chikungunya—, y que de esta manera nos ayuden a que podamos tener una mayor participación ciudadana”.

 

Durante la reunión, el director nacional de Epidemiología, Raúl Forlenza, subrayó que “estamos hablando de un problema ambiental que va desde lo intradomiciliario y peridomiciliario hasta lo comunitario y barrial”.

 

Ante el aumento de las temperaturas, Forlenza planteó que el Ministerio de Salud de la Nación ya se encuentra trabajando con instituciones gubernamentales tanto nacionales como provinciales y municipales; educativas, organizaciones de la sociedad civil y medios de comunicación. “Tenemos que empezar ahora con el control físico de potenciales criaderos, la limpieza de los hogares y el descacharrado, e indefectiblemente para esto debemos fomentar el paso a la acción por parte de la población”, expresó Forlenza.

 

Por otro lado, el director nacional de Epidemiología brindó detalles respecto del alcance que tiene el uso de insecticidas para el control del mosquito. “Se trata de una estrategia utilizada ante situaciones de emergencia, que no alcanza con un solo ciclo si no que su aplicación debe repetirse semanalmente para que sea útil; su costo es elevado; su eficacia es limitada por su cobertura espacial; y su toxicidad también es cuestionada”, indicó.

 

La limpieza de los hogares de recipientes que acumulen agua— como latas, botellas, floreros, portamacetas, neumáticos, bidones cortados, trozos de plástico y lona, entre otros— son acciones fundamentales para evitar una proliferación del mosquito Aedes aegypti. La limpieza frecuente en el ámbito intra y peridomiciliario es esencial ya que con las lluvias y las altas temperaturas, los huevos depositados en recipientes que acumulan agua se transforman en larvas y luego en mosquitos.

 

El mosquito Aedes aegypti

 

El Aedes aegypti es un mosquito pequeño, oscuro con rayas blancas en el dorso y en las patas; de hábitos domésticos; y utiliza recipientes con agua limpia para depositar sus huevos.

 

Si el mosquito está infectado puede transmitir dengue, zika y chikungunya al picar a una persona.

 

El Aedes aegypti elige los interiores y exteriores de las viviendas con lugares frescos y oscuros. La hembra utiliza los recipientes con agua limpia como floreros, botellas, baldes, tambores o cubiertas de automóviles para depositar sus huevos.

 

Este mosquito también se puede criar en un departamento, a través de los platos que se colocan bajo las macetas, los floreros y las plantas en frascos con agua.

Es por eso que diariamente hay que vaciar o dar vuelta los objetos que acumulan agua en patios y jardines, cambiar el agua de floreros y bebederos, cepillar y lavar las cámaras de los desagües con frecuencia, tapar los tanques de agua y mantener el pasto corto en los jardines, entre otras acciones de limpieza.

 

Fuente: https://www.argentina.gob.ar/noticias/salud-encabezo-reunion-para-coordinar-acciones-de-prevencion-del-dengue-junto-otros